Lisa Hayes
Florida, United States
 
 
Love reading and video games = Visual Novels and Point & Click Adventures.
I'm a huge fan of :SavedLife: Idea Factory, Spike Chunsoft, Daedalic Entertainment, and Supergiant Games. :butterfly: :Mirro_sakura:
Artwork Showcase
𝑾𝒆𝒍𝒄𝒐𝒎𝒆.
2
Favorite Guide
Created by - renxie
272 ratings
Screenshot Showcase
BlazBlue Centralfiction
2
Items Up For Trade
605
Items Owned
79
Trades Made
2,174
Market Transactions
Si esto es así es porque, de nuevo, la narrativa de Yoko Taro ha conseguido ahondar en mí y me ha tocado fuertemente. Y es que NieR se encuentra lleno de momentos preciosos, de giros que juegan con la visión de su mundo y de sus personajes y de escenas capaces de romper en pedazos a cualquier jugador que explore su mundo, absorto en su historia.

Este texto, sin guión ni dirección, habla sobre ello. Sobre como nada es lo que en primera instancia parece ser. Sobre la filosofía del juego entorno a la vida, la muerte y el amor.

Recuerdo llegar al primer final del juego, Flowers for M[A]chines y ver a 2B proclamar su victoria agotada, destrozada, y no poder evitar pensar en que era una victoria vacía. Que las últimas palabras de Eva —el boss final, sean un simple llamamiento a su hermano es algo que me hizo daño.

Sé que he tocado este elemento muchas veces antes pero me repito. En Automata no soy yo, soy 2B, soy 9S y también soy A2 pero jamás soy yo. El jugador toma el papel de intérprete pero nunca de protagonista. Con esas, la sensación de impotencia es enorme. Eva es una máquina, pero denota rabia, tristeza, amor. Llega a la última batalla con la única idea de destruirlo todo porque no puede estar con su hermano, con todo lo que tenía y lo único que necesitaba. Esa visión tan humana del amor, tan innata, es uno de los mejores elementos del juego.

Por supuesto, esto no es algo que pase por primera vez en la batalla contra Eva pero siento que es el pistoletazo de salida. Tras pasar este final nos adentramos en la misma historia pero desde el punto de vista de 9S. Y sin embargo esta empieza con una pequeña máquina que ha perdido a su hermano. Esta sección es prácticamente un ‘walking simulator’ y nos obliga a recoger aceite para el hermano del pequeño, aún sabiendo que no servirá de nada. Lo peor de todo es que la máquina tropieza con facilidad y toca volver a recoger el aceite. Es algo insustancial quizás, pero cuesta no cogerle cariño y sentirse, a la vez, apenado.

A partir de este momento todo cambia. Y el juego se aprovecha de esto y nos muestra su cara oculta. Descubrimos que Simone, la máquina del parque de atracciones, había enloquecido en busca de la belleza, en busca de un amor imposible. La misma locura, el mismo amor enfermizo, la llevó a devorar androides, en busca volverse hermosa. Al final su único objetivo era llamar la atención de su amado.

Vuelve a demostrar este sentimiento Pascal, al reconocer que no teme ver a los suyos morir, si no acostumbrarse a ello. Y lo volvemos a sufrir (una de los momentos más intensos en mi opinión) en la zona del Reino del Bosque. En este ‘arco’ una máquina forma una familia pero ¿qué es una familia para una máquina? Sea como sea todas esas máquinas pasaron cientos de años juntas, protegiendo a su rey. Y es por eso que mientras me abría paso a golpes de espada no podía lamentar más cada muerte, cada pérdida de esa gran familia. Más duro golpea el juego aún cuando A2 asesina fríamente a su rey.

Y entonces se formula otra pregunta. ¿Quién es más humano, las máquinas o los androides?

Esto se da a entender en la conversación que mantienen 9S y Adán; mientras que las formas de vida mecánicas siguen avanzando los androides están ahí para cumplir su función. Y nada más. Y lo importante en torno a ello es que unos pocos consiguen romper sus cadenas y siguen adelante.

2B es la más evidente de todas, aunque su forma de amar sea siempre silenciosa. Le cuesta expresar sus sentimientos —teniendo en cuenta las prohibiciones de YoRHa, claro— y pese a ello es la más humana de todas. Lo demuestra en el final A, cuando rompe a llorar sobre el cadáver de 9S y reflexiona luego sobre lo parecidas que son máquinas y androides.

Por su lado, A2, que muestra el peor lado de la humanidad en un primer momento, consigue abrazar su lado humano gracias a la ayuda de 2B. Su final, Meaningless [C]ode, es su propio réquiem. Ella muere, para reunirse con los suyos (recordemos que es la única superviviente de su escuadrón) pero consigue salvar a 9S y destruir la torre. Es una escena que me hace evocar la famosa cita de Undertale, “despite everything, it’s still you.”

9S, al igual que la androide anterior, acaba mostrando el peor lado de la humanidad. El rencor, la venganza. Y sin embargo es otra forma más de mostrar amor; roto y despedazado si, pero amor de todas formas. La locura que le posee a la hora de luchar contra los modelos 2B lo demuestra por encima de todo. Es un momento que identifico automáticamente con aquella batalla final contra Eva; lo ha perdido todo y lo único que le queda en ese preciso momento es luchar. Luchar hasta morir.

No obstante, hay dos androides que demuestran todavía más este concepto. Las gemelas Devola y Popola, que resultan no ser las que aparecían en el primer juego. Su historia nos es narrada de la forma más simple posible, fondo estático y texto plano. Pero tampoco necesitan más. Cualquier imagen, cualquier escena, habría apartado la atención de la narración. La manera en que Popola cuida de Devola es tan tierna, tan humana, que incluso duele. Duele por que ambas androides pasan por el peor de los infiernos posibles y pese a todo permanecen juntas. Y en su punto álgido, su momento de protagonismo, dan su vida por salvar a 9S y, lo peor de todo, por salvar a la propia humanidad. Si bien, es cierto que fueron programadas para sentir culpa, pero el amor que profesan entre ellas es real. Y más real aún es su último momento, con las manos entrelazadas hasta el final.

Al final son tanto androides como máquinas, tanto 2B como 9S o A2; tanto Devola y Popola como Adán y Eva o incluso tanto como la pequeña máquina que pierde a su hermano, los que transcienden de su ser y demuestran ser más humanos que aquéllos de verdad.

Y lo más importante es que Yoko Taro nos prometió un final feliz y lo ha cumplido. Espero, sinceramente, que en éste final tanto máquinas como androides puedan construir un mundo mucho mejor que el que lograron los propios humanos. Realmente espero que alguna novela nos lo cuente. Pero si no es así, siempre quedará la más pura y tierna imaginación.
Favorite Group
812
Members
14
In-Game
59
Online
17
In Chat

Recent Activity

5,085 hrs on record
last played on Dec 6
420 hrs on record
last played on Dec 5
5.8 hrs on record
last played on Nov 21
Jutimm JJ Sep 26 @ 12:40pm 
:TikiLove:
Jutimm JJ Sep 26 @ 12:40pm 
:TikiLove:
Jutimm JJ Sep 26 @ 12:40pm 
:TikiLove:
Jutimm JJ Sep 26 @ 12:40pm 
:TikiLove:
Jutimm JJ Sep 26 @ 12:40pm 
:TikiLove:
Jutimm JJ Sep 26 @ 12:40pm 
:TikiLove: