Después de buscar por Europa Occidental y Oriental a un heredero desaparecido, Kate Walker finalmente completó su largo y arduo viaje, obteniendo así la firma de Hans Voralberg y el cierre de la adquisición de la fábrica de autómatas. ¿Misión cumplida? No para esta sofisticada abogada de Nueva York.
El contenido oficial y de la comunidad más popular de la semana pasada.  (?)
Cargando